MEDICINA HOMEOPÁTICA

 

 

 

Algunos conceptos básicos sobre Homeopatía

 

* Dr. Pablo Korovsky


La Homeopatía es una concepción médica basada en el principio de la cura por lo similar, principio de observación natural descrito antiguamente por el médico griego Hipócrates (469- 399 a.C.) y retomado por Samuel Hahnemann (1755-1843), médico alemán creador del método homeopático.


El Principio natural de la Cura por lo semejante señala que una sustancia capaz de provocar ciertos síntomas en personas sanas posee a la vez la capacidad de curar aquellos individuos que padecen síntomas similares.


Un aspecto importante a señalar es que este principio sobre el que basa su acción la homeopatía (homeos= igual, pathia=enfermedad) actúa sobre el individuo EN SU CONJUNTO, es decir sobre la totalidad del ser vivo.


Cuando una persona se enferma física o mentalmente, significa que ha perdido la capacidad de mantener en equilibrio su orden o energía vital.
Cada sector del organismo no funciona aisladamente sino en íntima relación e interacción con el conjunto del ser vivo.


El hecho de que los síntomas se manifiesten preferentemente en un determinado sector del cuerpo o de la mente, hablan de una predisposición particular de cada organismo a expresar su área más susceptible, el talón de Alquiles o un sistema que se descompone por el lado más débil, pero muestra el desequilibro de todo el sistema vital.


Es que, en cada persona el desequilibrio de la energía vital se expresa más en un determinado sector físico o mental, existen señales de este desorden en todo el ser y muestran lo individual y peculiar de su sufrimiento que lo diferencia  de otro paciente.
Si sólo actuamos sobre el síntoma emergente más notorio y logramos percibir y considerar el resto de aquellos aspectos que expresan el desequilibrio en el resto del ser no se logrará curar al paciente, en el mejor de los casos se paliará temporalmente sus sufrimientos más agudos, pero sin modificar el desorden que le da sustento y volverá a manifestarse.


Esta es la modalidad habitual de tratamiento en la medicina alopática, es decir ir al síntoma emergente sin considerar que el desequilibrio se está expresando en el todo.


También es la actitud de algunas personas que utilizan medicación homeopática con un criterio alopático es decir no comprendiendo el fundamento del método homeopático.


La Homeopatía cura estimulando la energía vital del paciente aplicando un medicamento que por similitud cubra la totalidad mental y física jerárquica, y de éste modo recupere el equilibrio cuya pérdida dio lugar a todos los síntomas.
Es importante enfatizar que la homeopatía consiste en la aplicación de un medicamento sólo a la vez, ya que el principio que la sostiene, es decir el de la cura por lo similar se basa en la acción de un medicamento sólo a la vez, cuyos síntomas previamente experimentados en sujetos sanos (lo que se llama patogenesia del medicamento y que muestra las propiedades del mismo), corresponden por similitud a los síntomas del paciente.


Existen más de dos mil medicamentos experimentados al día de hoy y se siguen realizando experimentaciones y re-experimentaciones de substancias.
La utilización de varios medicamentos homeopáticos por vez, no responde al principio sobre el que se apoya la homeopatía, sino más bien a criterios comerciales que no comprenden la esencia de la homeopatía, contribuyendo a difundir una visión errónea y distorsionada de lo que es verdaderamente, en detrimento de su nombre,  y de quienes la intentamos ejercer en forma honesta por  la salud de los pacientes.

 

Suprimir no es lo mismo que curar


Como señalamos previamente, acotarse a cierto síntoma puntual ostensible de sufrimiento, sin tener en cuentan el resto de los síntomas mentales y físicos que expresan la totalidad del desequilibrio de la energía vital del sujeto, puede determinar en el mejor de los casos la desaparición transitoria del sufrimiento agudo, pero al no modificarse el desorden de base que lo sustenta dará lugar a que reaparezca o se manifieste en otro sector probablemente más profundo y de mayor compromiso vital para el paciente.
A esto se lo llama supresión.


Por otra parte, curar implica mucho más que sólo eliminar síntomas,curar en palabras de Hahnemann, es ayudar a que cada ser humano logre alcanzar los más altos fines de su existencia.

 

* El Dr. Pablo Korovsky es médico, egresado de la Facultad de Medicina de la Universidad de la República O. del Uruguay, psiquiatra, egresado de la Clínica Psiquiátrica de la Facultad de Medicina de la Universidad de la R.O.U, Médico Homeópata, egresado de la Asociación de Medicina Homeopática Argentina y de la Asociación de Medicina Homeopática Uruguaya, miembro de la Escuela Médica Homeopática Hahnemanniana del Uruguay donde se desempeña como docente.
Autor del Libro "Homeopatía, una medicina para toda la vida". Edit. Nordan 2000.
Tel : 604 14 38 e-mail: pablokorovsky@adinet.com.uy
Dirección : Brasilia 1023, Barra de Carrasco